El puente de los resbalones

Artículo publicado en mi blog de La Opinión de Murcia

El pasado sábado acudí, invitado por la Asocación de Vecinos del barrio de Vistabella de Murcia, a un acto de protesta y reivindicación. Esta asociación, en nombre de muchos vecinos de ese barrio y del Infante Don Juan Manuel, protestan porque el puente que une ambos barrios cuenta con un pavimento dado a los resbalones.

El autor de dicho puente es el famoso arquitecto Santiago Calatrava, que diseñó la pasarela más pensando en la estética que en la funcionalidad, y debido a la pendiente que tiene el suelo, más el material (piezas de vidrio), es difícil cruzarlo bajo la lluvia sin dar con los huesos en él. Pese a las numerosas protestas de los vecinos (algunos incluso evitan cruzar por él con el consiguiente engorro que supone cruzar por otro más alejado), el ayuntamiento no se pone en marcha para solucionar este problema y tampoco presiona al arquitecto y a su estudio para que aporten una solución.

El caso es que las piezas de vidrio tienden a romperse, y el coste de mantemiento se eleva (según fuentes de la asociación) a 20.000 euros al año. Una cifra sumamente elevada y disparatada.

El acto, que contó con unos 200 vecinos, se celebró desde la alegría y el espíritu festivo, pero no por ello dejó de convertirse en una firme protesta frente a este despropósito que el equipo de gobierno tiene obligación de solucionar ya.